1) NORMAS Y RECOMENDACIONES AAK  PARA LA PRÁCTICA SEGURA Y RESPONSABLE DEL KITEBOARD.
El kiteboarding practicado con imprudencia pone en riesgo la integridad física individual y la de terceros, involucrados o no. Las reglas básicas de práctica segura , fortalecen el desarrollo de nuestro deporte y tienden a evitar riesgos de accidentes
1.1) El primer kite. Iniciación.
La compra del primer equipo debe ser un acontecimiento posterior al de haber tomado un curso básico o introductorio, de unas pocas horas, que otorgue algún tipo de capacitación con la cual se estará en mejores condiciones para decidir sobre las características del equipo a adquirir. Los kites que se usan en un curso, son acordes a la etapa de aprendizaje y se van adecuando al grado de evolución de cada alumno.
El kiteboarding es un deporte único, que se disfruta muchísimo y es relativamente fácil de aprender, no obstante ello y así de fácil, puesto en manos de un inexperto o de un autodidacta puede ocasionar riesgos físicos de consideración, propios o a terceros.
En un curso Básico de kite se aprenderá a armar el kite, a levantarlo, volarlo y bajarlo, a reconocer la dirección y características del viento, a relanzarlo desde el agua, a reaccionar instantáneamente ante un comportamiento indeseado de la cometa no intentado controlarla sino soltando la barra y en su caso eyectándola como un acto reflejo casi instantáneo, a aplicar técnicas de auto rescate en el agua, a recuperar la tabla, a decidir los lugares aptos para subir o bajar un kite, a considerar las condiciones meteorológicas adecuadas y sobre todo el equipo acorde a las condiciones del kiter (peso, nivel, etc.) y zona en la que se lo va a utilizar. Sobre el final del mismo y no antes, se comienza con las técnicas de utilización de la tabla. El proceso es bastante rápido pero es necesario desarrollar todos los puntos del Programa de Cursos AAK (disponible en nuestro sitio web), por lo cual no existen cursos magistrales de tres clases para salir navegando. Es necesario asimilar todos los objetivos con horas de prácticas en el agua.
1.2) ELEMENTOS DE SEGURIDAD. EQUIPOS HOMOLOGADOS.
FOLLETO DE ESTÁNDARES DE SEGURIDAD AAK (resumidos): Los comercios de kites que adhieran a las Normas y Recomendaciones AAK para la Práctica Segura y Responsable del Kiteboarding, deberán entregar a sus nuevos clientes que no acrediten haber tomado un curso en escuela de kite homologada por la AAK, un ejemplar del mencionado folleto provisto por la AAK. En su defecto deberán informar o advertir sobre el contenido del mismo y de su publicación disponible en el sitio web oficial de la Asociación: www.kitesurf.org.ar .
KITES HOMOLOGADOS: Los kites nuevos o usados deberán estar provistos de sistemas de eyección confiables, no ganchos ni clips del tipo ¨automáticos¨, que posibiliten soltarlo o eyectarlo con una sola mano en un simple y rápido movimiento, que se active cualquiera sea la presión en el kite. El sistema debe permitir que en ese acto el kite caiga y se desvente totalmente sin resultar necesaria una segunda acción, quedando retenido mediante una pita o leash de seguridad, a su vez eyectable.
Si el sistema de eyección actúa desplazando la barra por una sola línea, esta línea deberá contar con un tope o stopper ball que permita que el kite quede totalmente extendido y desventado, con sus extremos hacia arriba y sin ningún tipo de presión.
Los kites deben estar provistos de manijas en sus extremos o tips, para facilitar el auto rescate. Si son del sistema ¨one pump¨, que se inflan por una sola válvula, deben tener cortes o válvulas de obturación entre el pontón principal y las costillas.
Los kites de las escuelas, que no estén armados con líneas cortas, deben tener 3 cintas rojas de por lo menos 50 cm de largo por 3 cm de ancho, amarradas en uno de los anclajes del lado izquierdo del kite en su posición de vuelo o un distintivo que identifique al kite como un elemento de escuela o al alumno.
Líneas cortas: son aquellas que no permiten que el alumno salga impulsado hacia el frente.
ARNESES: Los arneses deben ser específicos de kite, con manija de sujeción para ser sostenido desde la parte trasera. Es recomendable que venga provisto de un filo corta líneas.
CASCO Y CHALECO DE FLOTACIÓN: Los cascos deben proteger el cráneo completo, no casco de trabajo (tipo obrador). El Chaleco de Flotación o Salvavidas, protege de los golpes y en caso de accidente es lo único que lo puede mantener a flote y ayudar a conservar la temperatura. Ambos elementos son de uso obligatorio y cada kiter es responsable por el uso de elementos adecuados.
FILO o CUCHILLA CORTA LINEAS: estar provisto de este elemento permite que ante la circunstancia de haber quedado enredado con las líneas del kite, de terceros o de algún otro elemento, se pueda liberar rápidamente. Es imprescindible si se navega en las olas.
PITA O LEASH DE TABLA: el estándar de seguridad indica que bajo ningún concepto se debe usar pita o leash de tabla, debido a que podría causar golpes con la tabla o enredos. No obstante, si en determinadas condiciones especialisimas un instructor decidiera la utilización de pita en una determinada secuencia breve del curso, con condiciones de vientos flojos o en presencia de corrientes, la misma debe ser eyectable. Esta excepción a la regla, debe ser aplicada en forma extraordinaria, no habitual.
OTROS ELEMENTOS: de acuerdo a la zona o clima (traje de neoprene, botitas, pantalla solar, agua, etc.).
1.3) CARNET DE HABILITACIÓN AAK. Instructor Certificado AAK o Escuela Homologada por la AAK.
Los Instructores AAK o Escuelas de Kite AAK, con habilitación en vigencia, son los únicos autorizados en Argentina para dictar cursos de kite, por estar integrados al esquema deportivo legal, que se deriva de la afiliación de la AAK a la Confederación Argentina de Deportes y otros organismos.
Un Instructor o Escuela AAK le brindará la tranquilidad y el apoyo necesarios para iniciarse con los equipos, elementos de seguridad, condiciones y en los tiempos y lugares adecuados. Lo guiará en el conocimiento de los diferentes tipos de equipos, las condiciones meteorológicas, las recomendaciones de seguridad, las restricciones o limitaciones a los diferentes niveles de habilitación y nunca estará deteriorando su propio material. A su vez los cursos se dictarán de acuerdo al Programa De Cursos de Kite AAK y aplicando el orden preestablecido en el tratamiento de sus objetivos.
HABILITACIÓN DE KITERS QUE NO HICIERON EL CURSO AAK: Las Escuelas Homologadas AAK o los Instructores Independientes AAK podrán habilitar a kiters que tengan más de 2 años de navegación demostrables (años de iniciación, de ingreso a una guardería, etc.) en el nivel 3. Para ello deberán evaluar y certificar al kiter en la práctica o conocimiento de los diferentes temas:
  • Navegación: ir y volver ciñendo (superando viento arriba, el punto de partida). Manejar la técnica del salto.
  • Eyección, auto rescate y tracción a la costa haciendo el kite desde sus manijas u orejas.
  • Utilización de equipos homologados AAK. Verificar los equipos (eyección, pita, líneas).
  • Derechos de paso, señales internacionales, responsabilidades.
  • Zonas vedadas para el kite. Kite en las playas.
  • Restricciones a la navegación y Responsabilidades: deben recibir y firmar una copia del Anexo IV) y del formulario de Exención de Responsabilidad.
1.4) EVALUACIÓN DE LAS CONDICIONES FÍSICAS Y DE VIENTO.
No se debe navegar por el solo hecho de haberlo programado o de encontrarse en el spot. Se deben evaluar las condiciones de viento e ir evolucionando en forma progresiva en las diferentes intensidades, sin grandes escalones o saltos de intensidad respecto de lo experimentado hasta ese momento.
El viento debe provenir de una dirección segura, de intensidad estable y acorde a su nivel de navegación. No debe navegar con vientos terrales o levemente terrales que lo alejaran de la costa.
Si el viento viniere de frente debe evaluar la posibilidad que lo acorrale contra la costa y en ese caso debe evitar navegar si fuere una zona de piedras, árboles, embarcaciones, estructuras metálicas, muelles, escolleras, muros u otros obstáculos. Algo similar ocurriría con vientos laterales en la medida en que la zona hacia la cual se dirige el viento, tuviera esas características.
Debe estar atento, ya sea en tierra como en el agua, a la presencia de obstáculos (arboledas, estructuras, edificaciones, vehículos, objetos diversos, animales, personas, etc.) que puedan significar potenciales riesgos de golpes o que pueden producir interferencias, turbulencias o defectos de viento. Ya sea que las mismas estén alejadas y situadas en el sector desde el cual proviene el viento (barlovento) o en la zona hacia la cual se dirige el viento (luego de pasarnos) – sotavento. Esas alteraciones o desvíos del flujo de viento son mayores si está situado viento abajo y pueden ocasionar comportamientos indeseados del kite.
No se debe levantar el kite en una zona que no posea una playa o lugar adecuado, despejado y libre de obstáculos y al que llegue el viento franco, desde el que pueda ingresar al agua en forma progresiva caminando en el mismo nivel. Asimismo no se debe bajar el kite en esas condiciones o en lugares que hayan sido invadidos por la marea. En esas situaciones se deben efectuar esas maniobras en el agua, trasladando el kite al agua para levantarlo allí o, en su caso, eyectarse y recogerlo para salir.
También se deben evitar saltos en zonas de escasa profundidad o cerca de la costa, manteniendo un margen de seguridad lo suficientemente amplio como para prevenir golpes propios o hacia terceros.
Las estadísticas demuestran que los accidentes importantes ocurren en tierra (costa o playa) en el momento de subir el kite para ingresar al agua o de bajarlo al salir.
Se debe estar absolutamente preparado para eyectar el kite, sobre todo en cualquiera de los dos momentos enunciados.
Sólo debe ingresar al agua si dispone de un equipo acorde a las condiciones de viento que se prestan y a su nivel de habilidad ante esas condiciones.